Lea, reflexione y deje una opinión. En comentarios, al pie de cada poesía. Interactuar con el lector, es sin dudar. La esencia de esta página.





25 de jul. de 2011

Amigos con Derechos



Amigos con Derechos

Admito…
Extraño tu calor, tu piel, tu sal, tu fuego.


Es el libro de tu alma la terapia

que desnuda mis sentimientos.



Hoy la lluvia se adueña de mis nostalgias,

la traición de estas palabras son despojos
que castigan mi calma con desprecio.




Admito…

Tu indiferencia es la sed de mis miedos.



Y tu corazón se hace roca, piedra en mi cuello,

desahogo en mi arte, en mi música, en mis poesías.

Retazos de recuerdos.



Pero admite…

Tus celos fueron causales,

malditos atosigamientos.



Ojala comprendas que en el amor no existen blancos o negros,

que se vive más allá de los errores y de sus momentos ciegos.
Sé que el vuelo corto de estas palabras, no hará a tu mundo perfecto.



Solo recuerda, también soy un ser humano con todos sus defectos,

no solo se perdona a quien alguna vez te ha perdonado.

Siempre has dicho que seré un simple amigo con derechos.



Y admito…

Esta situación supero lo inesperado,
no tengo esa ingenua niñez para hacerme el necio.


Y admite…

No tienes derecho a tantos desplantes,
a tantos reclamos todo el tiempo.



Somos atracción, confusión y silencios perfectos.

Como tú lo has dicho… ¡Solo amigos con derechos!



Pero si te extraño… vienen a mí, esos púrpuras momentos.

El sabor a miel de tus labios, húmedos e inquietos.



Confieso, también me he enamorando…

Serte infiel, fue mi prueba de fuego.



Y hoy comprendo que no hay solsticios en los engaños,

no hay comodines que premien a este juego.

Sé que he fallado, la soledad ya es un hecho.



Tanta incertidumbre será tranquilidad mañana

ya no volveremos a la comodidad de los silencios,

la naturaleza de nuestra mediocridad sustentada

solo nos ha dejado los corazones deshechos.



Y ya no sonaran más campanas al despertar por las mañanas,

el aire se llevaba en su inmensidad todo tipo de argumentos.


Fuimos depredadores e invasores de nuestras propias almas,

el aire y su inmensidad alejará la semilla de nuestros sueños.



Admito… serte infiel ha sido mi prueba de fuego.

1 comentario: